La Luz de la Paz de Belén

Como cada año cuando se acerca la Navidad, la Luz de la Paz se ha repartido por todo el mundo reafirmando el mensaje y la voluntad de paz a través de todos los Scouts. Esta cita ha sido muy especial. La ceremonia, ha contado con la presencia del Cardenal Arzobispo de Madrid, Monseñor Carlos Osoro, tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe dónde acudieron a la llamada de la Luz, de todos los Grupos Scouts católicos de Madrid.
Atendiendo a la petición de Scouts de Madrid, la tarde del viernes 22 de diciembre, numerosos socios de ASGAM acudimos como voluntarios a la celebración de la Luz de la Paz de Belén para cumplir con nuestro lema de “ILUSION POR EL SERVICIO”. Las tareas asignadas fueron de nuevo, el control de acceso por las distintas puertas de entrada al templo, la entrega de las velas, la ayuda en la distribución y acomodo de los distintos grupos e invitados. Un montón de scouts de todas las edades, antiguos scouts, familiares, amigos y simpatizantes, todos, participando con alegría, con sus hermanos scouts.

El Cardenal Arzobispo de Madrid, nos mostró su alegría por la numerosa asistencia y el significado y simbolismo del acto de compartir la Luz de la Paz entre todos los scouts católicos, pidiéndonos cundir con el ejemplo y ser luz para los demás en toda ocasión.

 Se vivió el momento más impresionante y cargado de significado de la tarde con la llegada y posterior reparto de la Luz. Ver con qué ilusión se lleva esa luz, esa llama traída de Belén, que representa algo más que un pequeño fuego. Para todos es mucho más que una vela encendida. Ver como se extiende la Luz por todo el templo como un pequeño amanecer interior, como unos y otros hacen una piña, como cantan con el coro, mejor o peor no importa. Momento entrañable, emotivo e inolvidable para todos; esa renovación de nuestro compromiso, de trabajo y de fe, y ver cómo nuestra promesa ha reunido a tantos scouts de nuevo.

Terminados los actos, colaboramos en la recogida y limpieza del templo, pudiendo disfrutar, una vez más, de la satisfacción del trabajo realizado y de compartir nuestro servicio.
¡Que la Luz de Belén ilumine vuestros hogares! y recordad que el mejor regalo que podéis hacer esta Navidad es repartirla allí por donde vayáis, especialmente con los más necesitados.

Entradas relacionadas